fbpx
CONTACTA CON NOSOTROS

YOUR CART

Edit Cart
  • No products in the cart.

OBSERVA TU INTERIOR

Conocernos es el arte de observar la realidad y, a partir de lo que podemos ver, sincerarnos con nosotros mismos para anticiparnos a las reacciones impulsivas que puedan desestabilizar nuestro estado emocional y la situación que estamos experimentando. De esta manera conseguiremos modelar lo que no nos gusta a nuestro antojo.

Para ello necesitamos conocer qué desestabiliza nuestro estado emocional, qué me enfada, qué me molesta y qué me pone nervioso… ¿Qué necesito cambiar de esta situación para sentirme mejor?… ¿De qué maneras puedo hacerlo?

Tal como se ha dicho anteriormente, la observación es el principio de todo, puedo observar que algo me molesta pero si reacciono ante esta situación con enfado y nerviosismo perderé la estabilidad en mi interior. Si sigues con la observación te puedes dar cuenta de que estás reaccionando de manera impulsiva sin plantear ninguna solución a lo que no te gusta. En este momento es cuando puedes ser sincero contigo mismo y decidir tener un cambio de actitud. De lo contrario, si te aferras al problema sin observar tu comportamiento, podrías estar obviando muchos de los pensamientos creativos que te pueden permitir encontrar una solución y transformar o crear una realidad a medida.

Hay que tener en cuenta que se piensa mucho a lo largo de un día y en 24h puede haber mucho pensamiento basura (destructivo, desmoralizador, deprimente…) que puede destruir todos los proyectos que te planteas, todas las ideas o esperanzas que tienes frente a algo o alguien… Mientras que, si atiendes a los argumentos del pensamiento positivo (creativo, esperanzador, motivador…), tienes la posibilidad de contemplar una idea con el deseo de convertirla en algo real, cosa que sumará en la motivación para hacer las cosas que requiere crear tu propia vida con lo que realmente quieres.

Ser positivo no significa dejar de ser crítico ni sincero contigo mismo; significa crear y reinventar desde lo que quieres. Si hablamos de arte, imagina que has pintado un cuadro con un estilo abstracto y con la intención de plasmar tus emociones en el lienzo, pero a este cuadro le faltan detalles que consideras que deberían aparecer porque el cuadro no ha salido tal cómo tu esperabas e imaginabas. En primer lugar debes aceptar que te guste o no, es un reflejo de tu interior. En segundo lugar, debes observar el cuadro desde lo que es, desde lo que has materializado. Si por contrario ves el cuadro desde la expectativa de tu imagen mental, viendo todos los detalles que no han salido iguales, todo lo que está mal y lo que deberías haber hecho, no estarás detallando cuáles son los matices que le faltan a esta representación para ser precisa y exprese realmente como te sientes. No estás siendo sincero ni positivo con tu estado emocional porque no eres capaz de verlo ni aceptarlo.

El sentir que algo no está bien nos permite buscar una solución para evocar un sentimiento distinto, pero si no hay observación, análisis y aceptación es muy difícil ver la realidad tal como es.

A partir de ahora, una vez hemos tomado conciencia de que podemos cambiar la percepción de nosotros mismos, la siguiente pregunta va a ser: ¿qué voy a hacer para que esta observación y rectificación del comportamiento quede integrada en mi personalidad?

About Author : Arte de Vivir
YOU MAY ALSO LIKE